viernes, 26 de septiembre de 2008

Felicidad europea

Se mostraron contentos los muchachos del Club de París la última semana. Oficialmente, demostraron su conformidad frente al anuncio de cancelación de la deuda que hiciera la presidente Cristina Fernández hace algunas semanas atrás. "El Club de París mantuvo un encuentro el 17 de septiembre y dio la bienvenida al anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de que el Gobierno argentino intenta pagar en su totalidad la deuda con el Club de París", se lee en el primer párrafo del documento emitido por los representantes europeos. “Lo que viene… lo que viene…” es un proceso de negociación para acordar el monto exacto de la deuda e instrumentar el desembolso.

Respecto al monto adeudado, Cristina Fernández anunció el martes 2 de septiembre que se pagarían US$ 6.706 millones, sin mayores precisiones. Luego se afirmó que sólo se pagaría lo vencido, un monto que, a cifras oficiales al 30 de junio de este año, llega a US$ 6.153,6 millones (5.016,8 de capital y 1.136,7 de intereses), sin contar los punitorios de cerca de US$ 600 millones. Sin embargo, los europeos reclaman US$ 7.900 millones, “in full” como dice el documento, es decir, lo vencido, lo por vencer, punitorios y adicionales. No sólo eso, dijeron que los compromisos a asumir para la Argentina deben ser “con todos los acreedores”. Se entiende, elípticamente hicieron mención a los “holds out”. Luego, corrió el rumor de que la Argentina propuso pagarle al Club de París sólo US$ 4.790 millones, casi dos mil millones menos que la cifra anunciada por Cristina Fernández y tres mil millones menos que lo reclamado por los países acreedores.

El segundo punto de discordia para el gobierno es el mecanismo que se adoptará para pagar a Club. Se habría decidido que sea el Tesoro el que cancele directamente la deuda, con un préstamo del Banco Central, para lo cual en el decreto 1472 que amplió el Presupuesto 2008, se incorporó un artículo para reglamentar el pago al Club de París donde exceptúa al Banco Central de la licitación que contempla el inciso (a) del artículo 19 de la Carta Orgánica de la entidad, artículo que prohíbe al banco conceder préstamos al gobierno nacional.

La semana próxima, en Nueva York, la presidente podrá discutir en persona sobre este plan con el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, y el jefe de gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero. La negociación continuará en la Asamblea Anual del FMI, en Washington, a partir del 13 de octubre, esta vez con los representantes de Economía.

El secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, afirmó finalmente que la cancelación de la deuda con el Club de París "va a ser en muchos pagos y en un tiempo prolongado", pero aclaró que "no será un plazo mayor a un año" y puede ser "en uno o dos meses"